¡Despertemos! Volvamos con fe a Jesús - CATOLIN

LOGO
Logo Oficial
logo
Vaya al Contenido
¡Despertemos! Volvamos con fe a Jesús
Xalapa, Ver. 01 Abril 20. 16:00 hrs.
Columnista de CATOLIN
Alejandra Villegas

Lic. en Geografía., Lic. en Derecho, Jefa del área de redacción y estilo de CATOLIN...

    En mi investigación sobre la persecución he descubierto cifras, historias y testimonios que han impactado mi vida, que han conmovido y han estremecido mi corazón, pero que sobretodo me han hecho reflexionar sobre el valor de la Eucaristía, del Rezo del Santo Rosario, de la oración y de asistir a una Hora Santa o pasar un momento en el Sagrario.

 
    La fidelidad y el testimonio de fe de estos cristianos perseguidos han despertado mi admiración hacia ellos, pues a pesar de los obstáculos deciden no retroceder y profesar su fe arriesgando la vida o la libertad por el Evangelio. Sin duda, su perseverancia y su forma de vivir los valores evangélicos son dignas virtudes de imitación para todos nosotros, puesto que, a menudo descuidamos y no valoramos este gran “tesoro” que poseemos.

 
    A través de esta columna que hoy inicio pretendo compartir contigo reflexiones en las que confío en que el testimonio de la vida de los mártires de nuestros tiempos nos ayudará a redescubrir los valores cristianos y vivir la fe con más coherencia y compromiso.

¿Te has preguntado alguna vez por qué causa estarías
dispuesto a sufrir, a perderlo todo, a exponerte a ser
rechazado por los demás y convertirte en objeto de burla?

    Es una interrogante muy fuerte y que no con facilidad se responde, sin embargo, como seres humanos siempre tenemos la mirada puesta en un “tesoro”, por el cual se está dispuesto a luchar e incluso, a sacrificarse y “Donde está tu tesoro, ahí también está tu corazón” dice el evangelista San Mateo.

 
    Es precisamente la fe en Dios la que los cristianos perseguidos consideran como su “tesoro” que guardan en su corazón y lo trasmiten de generación en generación, sacrificando muchísimo y soportando molestias e injusticias, TODO por seguir siendo cristianos ¡Por la fe, un “tesoro” de valor incalculable!

 
    Tanto tú, como yo, vivimos en un lugar donde gran parte de nuestros “amigos” se dicen ser católicos y no nos supone ningún problema encontrar una Iglesia para participar de la Eucaristía dominical y diaria, e incluso nos podemos confesar. No tenemos que esconder Crucifijos, Biblias o Rosarios para no ser encarcelados, tanto tú, como yo, podemos profesar nuestra fe ¿No te sientes privilegiado y afortunado?

 
    ¡Despertemos! volvamos a Jesús, alimentemos nuestra fe con su Palabra y demos testimonio con coherencia y compromiso. Este es el comienzo para redescubrir el “tesoro” del que todo católico bautizado debe sentirse orgulloso: La Fe.

 
    Entonces ¿Estas dispuesto a ser un Testigo auténtico de la verdad? Ánimo.
También te puede interesar:
Todos los derechos reservados © 2017 CATOLIN
Regreso al contenido