Beatificados: 6 monjes que dieron su vida por defender la Eucaristía - CATOLIN

LOGO
Logo Oficial
Vaya al Contenido
6 monjes que dieron su vida por defender la Eucaristía son Beatificados
- El martirio de los nuevos beatos es "lejano en el tiempo" pero esto "no lo hace menos relevante".

Por: Alejandra Villegas
CATOLIN
Mártires de Casamari. Vatican News. Foto tomada de: Vatican News

Xalapa, Ver. 20 Abr 21. 17:20 Hrs.- (CATOLIN).- El Cardenal Marcello Semeraro, Prefecto de la Congregación para las Causas de los Santos, beatificó a seis monjes cistercienses mártires de la Eucaristía, este sábado 17 de abril.

    La Misa de beatificación en la Abadía cisterciense de Casamari en Italia, fue presidida por el Cardenal Marcello, lugar donde están sepultados los sacerdotes Simeon Cardon, Domenico Zawrel, y los religiosos Maturino Pitri, Albertino Maisonade, Modesto Burgen y Zosimo Brambat, que el 13 de mayo de 1799 fueron asesinados por odio a la fe mientras defendían la Eucaristía.

    Vatican News dijo que el Cardenal expresó en su homilía que el martirio de los nuevos beatos es "lejano en el tiempo" pero esto "no lo hace menos relevante".

    "Eran hombres frágiles y temerosos: vulnerables, como lo somos todos un poco y como se demuestra especialmente en esta fase de pandemia. Estos mártires no eran héroes de ‘cómic’, sino personas normales. Eran hombres temerosos, como lo somos todos. No eran ‘guerreros’, sino testigos del amor de Jesús que dijo a sus discípulos: ‘¡No tengan miedo!’".

    Asimismo, el Prefecto indicó que el testimonio de estos mártires también habla a la gente de hoy: “Ninguno de nosotros podrá perseverar en el seguimiento de Cristo sin tribulación, sin conflicto, sin 'combate espiritual'".

    Por ello, resaltó la importancia de este combate “para dar muerte a los propios deseos y afectos desordenados para hacer siempre y en todo la voluntad de Dios”, a ejemplo de estos monjes.

    "Ellos se ocupan de nosotros. Esta es la reconfortante certeza que debe invadir nuestros corazones", remarcó.

    En este sentido, al término del rezo del Regina Caeli este domingo en la Plaza de San Pedro, el Santo Padre dijo que “en 1799, cuando los soldados franceses en retirada de Nápoles saquearon iglesias y monasterios, estos mansos discípulos de Cristo resistieron con valentía heroica, hasta la muerte, para defender la Eucaristía de la profanación”.

    “Su ejemplo nos empuja a un mayor compromiso de fidelidad a Dios, capaz también de transformar la sociedad y de hacerla más justa y fraterna. ¡Un aplauso para los nuevos Beatos!”, concluyó el Pontífice.

    El asesinato de los monjes se llevó a cabo en el contexto de la revolución francesa, cuando la recién instaurada República intentó establecer un régimen aliado en el Reino de Nápoles, que ocupaba el centro y la mitad sur de la actual Italia, donde reinaba la Casa de Borbón.

También te puede interesar:
Todos los derechos reservados © 2021 CATOLIN
Regreso al contenido