Vida pastoral es de todos, pero las bendiciones son para el matrimonio - CATOLIN

LOGO
Logo Oficial
Vaya al Contenido
Cardenal afirma que la vida pastoral es de todos, pero las bendiciones son para el matrimonio
- Subrayó que la vida pastoral de la Iglesia es para todos, pero la distinción entre el matrimonio sacramental y otros tipos de uniones o asociaciones es importante.

Por: Alejandra Villegas
CATOLIN
Cardenal Kevin Farrell. Foto tomada de: Lucía Ballester / ACI Prensa.

Xalapa, Ver. 22 Mar 20. 16:30 Hrs.- (CATOLIN).- El Cardenal Kevin Farrell, Prefecto del Dicasterio del Vaticano para los Laicos, la Familia y la Vida, dijo que la vida pastoral de la Iglesia está abierta a todas las personas, pero las bendiciones son para las parejas casadas de acuerdo a la enseñanza católica.

    Al final de una rueda de prensa online en la víspera del lanzamiento del Año “Familia Amoris Laetitia”, organizado por su dicasterio, el Cardenal Farrell dijo en cuanto a la pregunta sobre el documento de la Congregación para la Doctrina de la Fe del 15 de marzo que precisa que la Iglesia no puede bendecir uniones homosexuales, que “Es fundamental y muy importante que siempre abramos los brazos para recibir y acompañar a todas las personas en sus diferentes etapas de la vida y en sus diferentes situaciones vitales”.

    Asimismo, subrayó que la vida pastoral de la Iglesia es para todos, pero la distinción entre el matrimonio sacramental y otros tipos de uniones o asociaciones es importante.

    “Cuando la Iglesia habla de matrimonio, habla de matrimonio sacramental. No habla de uniones civiles. La bendición es algo sacramental, que está relacionada con el sacramento del matrimonio”, agregó, “Eso no significa que solo los que están casados en la Iglesia reciban los beneficios de la pastoral de la Iglesia”.

    Explicó que a veces hay situaciones en las que las personas no pueden participar plenamente en la vida de la Iglesia, pero eso no significa que no puedan estar acompañadas por sacerdotes y laicos en las parroquias.

    Además, puntualizó que hay movimientos y grupos eclesiales en la Iglesia que atienden a personas con atracción por el mismo sexo, así como hay oportunidades pastorales para las personas divorciadas y vueltas a casar, y a quienes la Iglesia acompaña “con la esperanza de que algún día vivirán de acuerdo con la enseñanza de la Iglesia”.

    Nadie debe ser excluido del “cuidado pastoral y el amor de la Iglesia”, añadió.

    En esta misma línea, la nota explica que “no es lícito impartir una bendición a relaciones, o a parejas incluso estables, que implican una praxis sexual fuera del matrimonio (es decir, fuera de la unión indisoluble de un hombre y una mujer abierta, por sí misma, a la transmisión de la vida), como es el caso de las uniones entre personas del mismo sexo”.

    En cuanto a la exhortación apostólica Amoris laetitia del Papa Francisco de 2016, el Cardenal dijo que esta habla sobre el matrimonio, de acuerdo con las enseñanzas de la Iglesia.

    Agregó que el Año “Familia Amoris Laetitia” ­es “una oportunidad preciosa” para madurar los frutos de la exhortación apostólica y de los sínodos sobre la familia de 2014 y 2015, “no solo en los diversos contextos eclesiales, sino en las propias familias”.

    El año comprende varias iniciativas pastorales. Comenzó con una reunión en línea el 19 de marzo titulada “Nuestro amor diario”.

También te puede interesar:
Todos los derechos reservados © 2021 CATOLIN
Regreso al contenido