Cardenal exhorta a hacer brillar la esperanza en Siria - CATOLIN

LOGO
Logo Oficial
logo
Vaya al Contenido

Cardenal exhorta a hacer brillar la esperanza en Siria

Internacional > 2020 > Octubre
Cardenal exhorta a hacer brillar la esperanza en Siria
-Año tras año, Siria, entre armas químicas, bombas, minas, secuestros y fosas comunes, se convierte en un agujero negro que devora, sin interrupción”, expresa el Cardenal Mario Zenari.

Por: Astrid Cabrera
CATOLIN
imagen referencial. Foto tomada de: Pixabay

Xalapa, Ver. 09 Oct 20. 15:50 Hrs.- (CATOLIN).- Después de 10 años de guerra “la esperanza en el corazón de las personas está muriendo”, dijo El Cardenal Mario Zenari, Nuncio Apostólico en Siria, haciendo un llamado a la Iglesia para “tratar de restaurar la confianza” y “devolver la esperanza” a la gente.

    Con más de un millón de personas fallecidas, los sirios pierden la esperanza, porque no ven alguna recuperación en la economía o reconstrucción del país, y “esto duele mucho”, subrayó el Purpurado en dialogo con Vatican News.

    En cuanto al discurso del Papa Francisco ante el Cuerpo Diplomático, donde habló sobre el “velo de silencio que se extiende sobre Siria”, Monseñor Zenari dijo que “desafortunadamente, esto se está haciendo realidad”.

    El Cardenal agregó que el Papa habla de lo que ocurre en Siria como “la tercera guerra mundial a pedazos”, pues “año tras año, Siria, entre armas químicas, bombas, minas, secuestros y fosas comunes, se convierte en un agujero negro que devora, sin interrupción, los intentos de acuerdos de paz y estabilidad”. Ante esto, “lo más difícil de aceptar es morir sin que nadie hable de ello”, resaltó.

    El Nuncio añadió que si bien la guerra es “menos violenta”, ahora existe la “bomba de la pobreza”, donde más del 80 % de personas se ven afectadas por el hambre y la desnutrición. Afirmando que las mayores víctimas de la guerra son las mujeres y los niños.

    Para el Cardenal Zenari lo que se debe hacer es “reiniciar Siria” con la ayuda de la comunidad internacional, buscando que algunos países ricos intervengan en la restructuración económica del país, sin embargo, dijo que “todavía estamos muy lejos de ver una reanudación del diálogo, una reanudación de la reconstrucción de Siria y una recuperación económica” y “hay quienes se aprovechan de la guerra para enriquecerse”.

    Frente a la ayuda humanitaria, el Purpurado agradeció la contribución de la Iglesia y a algunas ONG e incluso a las Naciones Unidas, que mantienen aproximadamente a 11 millones de personas, sin embargo; eso representa una pequeña parte ante las grandes necesidades que existen.

    Refiriéndose a la ayuda de la Iglesia Católica y Ortodoxa, junto a “personas de buena voluntad”, el Cardenal subrayó que “como Iglesia, como Santa Sede, no tenemos intereses militares, no tenemos intereses económicos, no tenemos estrategias geopolíticas: nosotros - la Iglesia, la Santa Sede, el Papa - estamos del lado del pueblo, del pueblo que sufre”.

    Ante lo anterior el Cardenal exhortó a los estados a ayudar, ya que la guerra destruyó fábricas, barrios, escuelas y casi la mitad de los hospitales y eso es muy grave en medio de la pandemia del COVID-19. Hay que considerar además que “Oriente Medio es una tierra de fuegos y debemos apagar estos incendios lo antes posible”, dijo.

    “Debemos tratar de encender, al final del túnel, alguna pequeña esperanza: al menos la solidaridad, para decir ‘no están solos’, ‘tratamos de ayudarlos’ también con ayuda material, y tratar de hacer brillar un poco de luz al final del túnel”, concluyó en el dialogo.

También te puede interesar:
Todos los derechos reservados © 2017 CATOLIN
Regreso al contenido