Datos importantes sobre la Navidad - CATOLIN

LOGO
Logo Oficial
logo
Vaya al Contenido
Festividades > 2020 > Diciembre
Datos importantes sobre la Navidad
- Los símbolos que acompañan a la Navidad tienen un significado muy profundo.

Por: Jareny Ortega
CATOLIN
Pasebre. Foto tomada de: CATOLIN

Xalapa, Ver. 20 Dic 26. 22:00 hrs. (CATOLIN).- La Iglesia, desempeñando su título de madre, ha buscado crear conciencia y sensibilizar al hombre acerca del gran misterio de la Navidad, pero es necesario que los cristianos nos encontremos dispuestos para vivir la riqueza de este tiempo.

    Los símbolos que acompañan a la Navidad tienen un significado muy profundo que como Católicos Informados es importante conocer. Te presentamos algunos de ellos a continuación.

    ¿Qué es la Navidad?

    El término “Navidad” es de origen latino y significa nacimiento. Es el nombre que se le da a la fiesta celebrada por la llegada de Jesucristo, como hombre, al mundo. La Iglesia dedica esta celebración para meditar y contemplar el misterio de la Encarnación, recordando que Dios se hizo hombre, habitó entre nosotros y vino a salvar al mundo.

    Origen: ¿por qué se celebra el 25 de diciembre?

    Las Sagradas Escrituras no proporcionan una fecha relacionada al nacimiento de Cristo.

    El 25 de diciembre, día elegido para esta celebración, tiene su origen en la Roma pagana, ya que celebraban la fiesta del nacimiento del sol invicto, donde un nuevo sol vencía a la oscuridad, contraponiendo la luz a la sombra. Los cristianos que conocían esta cultura, tomaron el lado positivo, y considerando que Jesús se llamó a sí mismo “la luz del mundo” y que venció a las tinieblas, decidieron tomar esta fecha para la celebración del nacimiento del Mesías.
 
El Belén

    También llamado “pesebre” “misterio” o “nacimiento” tiene su origen en el año 1223, cuando San Francisco de Asís tuvo la inspiración de reproducir en vivo el nacimiento de Jesús, estando en Greccio.

    Esta tradición se difundió por toda Italia hasta llegar al mundo entero, ahora, en muchas Iglesias y hogares cristianos, se realizan representaciones del nacimiento de Jesús con diferentes figuras que incluyen a la Sagrada Familia, animales, pastores, entre otros.
 
    Luces
 
    Las luces son parte de la decoración que ambienta el entorno navideño, pero no debe considerarse un simple adorno, para el cristiano simboliza la presencia de Cristo que da luz a las tinieblas del pecado. Él es la luz que viene a darnos vida.

    Árbol de Navidad
 
    Esta tradición inicia cuando San Bonifacio, en el año 723 se encontraba con una comunidad de paganos que iban a realizar un sacrificio humano al dios del trueno, en la base de un roble al que consideraban sagrado.
 
    Estando en la aldea, en vísperas de Navidad, a punto de ofrecer el sacrificio, un verdugo levantó un martillo para ejecutar a un niño, el obispo Bonifacio extendió su báculo para bloquear el golpe, y el martillo del dios falso se rompió, salvando la vida del pequeño. Después, el árbol cayó al suelo y se rompió en cuatro pedazos.

    Bonifacio señaló a un pequeño abeto y dijo: “Este pequeño árbol, será su árbol santo esta noche. Esta es la madera de la paz… Es el signo de una vida sin fin, porque sus hojas son siempre verdes. Miren como las puntas están dirigidas hacia el cielo. Hay que llamarlo el árbol del Niño Jesús; reúnanse en torno a él, no en el bosque salvaje, sino en sus hogares; allí habrá refugio y no habrán actos sangrientos, sino regalos amorosos y ritos de bondad”.
 
    Así dio inicio una nueva tradición que se ha extendido por el mundo entero. Con el tiempo, se ha ido evolucionando, colocando luces navideñas, una estrella en la punta y esferas con un significado específico: Las esferas azules son oraciones de arrepentimiento, las plateadas de agradecimiento, las doradas de alabanza y las rojas de petición.
 
    Villancicos
 
    Los villancicos han sido compuestos con la intención de llevar la alegría de la Buena Nueva al mundo entero. En un inicio fueron hechos para cantárselos a campesinos que no sabían leer. Sus letras nos invitan a contemplar el misterio de la Encarnación, adentrándonos en los sentimientos de los pastores, de María y José, ante el nacimiento de Cristo.
 
    Cantar villancicos es también un modo de agradecer al pequeño Niño Dios.

    Celebraciones posteriores a la Navidad
 
    Durante la octava de Navidad la Iglesia celebra otras fiestas importantes que continúan acercándonos a la persona de Cristo, ejemplo de ellos son las siguientes:
 
    26 de diciembre: se recuerda la memoria de San Esteban, primer mártir de nuestra Iglesia.
 
    27 de diciembre: celebramos a San Juan Evangelista, uno de los apóstoles de Cristo a través del cual recibimos a María como Madre.
 
    Este año también celebraremos a la Sagrada Familia este día, ya que es el primer domingo después de la Navidad.
 
    28 de diciembre: recordamos a los santos inocentes que murieron por Cristo sin saberlo.
 
    Por último, Católico Informado, te invita a que, en esta Navidad al mirar el pesebre, las luces y el árbol de navidad, no te quedes sólo con la imagen de la decoración, sino que puedas adentrarte al misterio de la Encarnación, agradeciendo a Cristo con oraciones y villancicos por tan gran muestra de amor hacia los hombres.

También te puede interesar:
Todos los derechos reservados © 2017 CATOLIN
Regreso al contenido