DE VACACIONES EN EL HOGAR P. 1 - CATOLIN

LOGO
Logo Oficial
logo
Vaya al Contenido
DE VACACIONES EN EL HOGAR Parte  1
Xalapa, Ver. 28 Mar 20. 13:00 hrs.
Columnista de CATOLIN
María de los Angeles Vega

Maestra de Educación Especial, Psicoterapeuta, Directora del Equipo de Teatro de la Nueva Jerusalén...

    Esta contingencia es una oportunidad única de una convivencia poco común, ya que aun cuando tuviésemos todos al interior de nuestra familia, las mismas vacaciones seguro saldríamos, si no fuera de la ciudad, mínimo al cine, al café…pero ahora tenemos en las manos una oportunidad única, que si no valoramos se puede volver un desastre, pero que si dimensionamos su unicidad, descubriremos que vale la pena potencializarla. No sé cual es tu situación, si están todos en casa, una parte o si tu mismo sigues trabajando. Sea cual sea estoy segura que eres parte de esta historia que ha tomado un giro enorme de un día para otro. Así que te propongo por un lado algunas reflexiones y por otro, algunas actividades a elegir o combinar.

 
    Reflexión:

 
    a)      Vale la pena ser conscientes del mensaje que damos a la familia, es decir, si vemos todo con un cristal oscuro negativo y de miedo… generaremos un ambiente familiar sombrío y pesado. Enseñemos a la familia a ser positivos y alegres; no indiferentes ante el dolor, pero tampoco “oscuros”. Es necesario tocar otros temas, sonreír y al interior del hogar abrazar.

 
    b)      Vale la pena revisar la fe, porque si anda “tibia” puedes estar viviendo con pánico este momento y entonces es imposible transmitir alegría. (No es momento de recriminarnos, es una oportunidad de reflexionar y reorientarnos).

 
    c)      Vale la pena valorar la vida, así como es, con sus altas y bajas, con la libertad de comer unos tacos en la calle, de dar la mano a todos, de viajar apretado en un camión o trabajar con muchos compañeros en un espacio reducido.

 
    d)      Vale la pena recordar lo que hacías y has dejado de hacer. Lo que te hacía feliz y hace tiempo no realizas.

 
    e)      Vale la pena ver tu casa, cada rincón, cada espacio y disfrutarlo, así como es, pintado o un poco manchado por la humedad, escombrado o un poco amontonado.

 
    f)       Valen la pena muchas cosas que has y he olvidado que valen la pena.
 
Actividades para elegir o combinar en familia:

 
    Te voy a proponer dos cosas para iniciar, ya en una segunda parte me extenderé a otras tantas, no porque tu no las hayas pensado, tal vez tengas otras mejores sugerencias, que, dicho sea de paso, me puedes compartir y a la vez, hacerlo con otros por este medio, porque también vale la pena, decir lo que pensamos porque puede servir o dar luz a alguien más.

 
    a)      Vuelve a Dios, en estos momentos en que tanto se especula y no sabemos hasta dónde llega la verdad y hasta donde la mentira, pero que si escuchamos y sabemos de amigos y conocidos que están sufriendo serias consecuencias de salud o laborales; donde no sabemos que va a pasar con nosotros ni con nuestros seres queridos, ni con el mundo…hay una gran noticia que calma toda ansiedad: Dios si lo sabe, Él lo sabe todo, no te preocupes: ORA. Por supuesto, sigue las indicaciones de cuidados que hemos recibido, pero confía en Dios, pídele, vuelva a Él tus ojos, escucha audios católicos de la Misa, de la Hora Santa, videos de vida de los Santos, reflexiones, etc., y pide a Dios te ayude para que puedas ayudar a otros.

 
    b)      Haz que tu familia vuelva a Dios, proponle rezar juntos el Padre Nuestro y el Ave María antes de dormir. Persigna a tus hijos, sean pequeños o mayores, háblales de Dios y léeles un párrafo de la Biblia. Ahora no se puede salir mucho, así que fomenta la Misa desde casa. Da gracias a Dios con todos por cada nuevo día de vida, porque abrimos de nuevo los ojos y tenemos otra oportunidad y pon tu día en manos de Dios.

 
 
    Tenemos gracias a Dios muchos recursos para hacer llegar al hogar la vida espiritual, si empezamos, si priorizamos esta parte, estaremos invitando a Dios a vivir la contingencia con nosotros, con cada uno de nuestros familiares.

 
    Ahora que hacemos un alto en el camino, te invito y me invito a hacer las reflexiones propuestas y a intentar llevar a cobo estas primeras sugerencias.

 
    Pronto, si Dios me lo permite compartiremos más.

 
    Dios te bendiga y su Santo Espíritu permanezca en tu familia. La Virgen María y San José, rueguen y protejan a tu familia.  
También te puede interesar:
Todos los derechos reservados © 2017 CATOLIN
Regreso al contenido