Del amor a la intercesión - CATOLIN

LOGO
Logo Oficial
logo
Vaya al Contenido
Del amor a la intercesión
Xalapa, Ver. 06 Abril 20. 18:30 hrs.
Columnista de CATOLIN
Jareny Alejandra Ortega

Estudiante de Odontología, Productora  y conductora de "Un Café Con Tres de Fe"...
María, quien no deja de interceder por nosotros, en este tiempo de dificultad e incertidumbre está más presente que nunca.
 
    Hoy deseo que reflexionemos un fragmento de aquel pasaje de la Anunciación que encontramos en el Evangelio de San Lucas.
 
    “También tu parienta Isabel está esperando un hijo en su vejez, y aunque no podía tener familia, se encuentra ya en el sexto mes de embarazo. Para Dios nada es imposible…
Por entonces María tomó su decisión y se fue, sin más demora, a una ciudad ubicada en los cerros de Judá.
Entró en la casa de Zacarías y saludó a Isabel”. (Lc 1, 36-40).
 
    María es la primera que está dispuesta a ayudar, como lo hizo con su prima Santa Isabel, no esperó recibir una orden por parte de Dios para ir a servir, fue una decisión propia. Es el amor el que la movió y la sigue moviendo para salir de sí misma y servir a los demás.
 
    Donde Ella ve una necesidad, se levanta para asistir al que se encuentra falto; este pasaje y sus distintas advocaciones son un claro ejemplo de esto.
 
    En México, las palabras de María “No se turbe tu corazón, ¿acaso no estoy yo aquí que soy tu madre?” deben resonar en nuestros corazones, recordando que ha querido quedarse con nosotros de manera especial y ha prometido cubrirnos con su manto sagrado. Ella nos auxilia en todo momento.
 
    A Santiago, en España, la Virgen le prometió “Permanecerá este sitio hasta el fin de los tiempos para que la virtud de Dios obre maravillas por mi intercesión con aquellos que en sus necesidades imploren mi patrocinio”. María quiere que acudamos a Ella con confianza.

    A Lucía, la Virgen de Fátima le dijo “¡No te desanimes! Nunca te dejaré. Mi Inmaculado Corazón será tu refugio y el camino que te conducirá a Dios”. Es momento de acudir a su corazón y dejar que su luz nos guíe.
 
    Y así, ha prometido grandes cosas en muchas otras advocaciones de las cuales espero hablar en otra Pluma de Fe con mayor detalle.
 
    Hoy María, te dice especialmente a ti, querido lector de CATOLIN las siguientes palabras: “Yo velo por ti y tus necesidades. Soy tu gran aliada en la alegría, pero sobre todo en las dificultades, así que no temas y acude con confianza a mi intercesión”.
 
    Quiero invitarte a que aproveches este tiempo y especialmente esta Semana Santa en la que te encuentras en casa para realizar las siguientes acciones:
 
    1)   Reza diariamente el Santo Rosario pidiendo la protección y compañía de María. Estos días Santos, puedes rezar el rosario de los 7 dolores.
 
    2)   Acompaña a María en su sufrimiento meditando la Pasión de nuestro Señor, silenciándote interior y exteriormente.
 
    3)   Duplica tus oraciones y sé un intercesor como Ella nos ha enseñado, pide especialmente por aquellos que se encuentran en situaciones vulnerables. Recuerda que la vocación de María es también nuestra vocación, y todas las gracias que Dios le ha otorgado quiere compartirlas también con nosotros.
 
    4)   Reza el Ángelus a las 12:00 pm, únete a esta hermosa oración que la Iglesia nos ha enseñado.
 
    5)   Realiza la Coronilla de las Virtudes y pide a María que te ayude a imitar cada una de ellas. Pide con mayor devoción la virtud de la esperanza.
 
    6)   Lee y medita las Sagradas Escrituras. Es el momento perfecto para conocer más sobre Jesús y María, para así poder imitarles.
 
    En tiempos de ruido, enfermedad, tragedias y miedo, María te invita a escuchar con más atención la voz de Dios, a poner la esperanza en Jesucristo, pero sobre todo a HACER LO QUE ÉL TE DIGA.
También te puede interesar:
Todos los derechos reservados © 2017 CATOLIN
Regreso al contenido