El Papa aprobó la beatificación de la religiosa asesinada - CATOLIN

LOGO
Logo Oficial
logo
Vaya al Contenido
Internacional > 2020 > Junio
El Papa aprobó la beatificación de la religiosa asesinada en ritual satánico, luego de haberla reconocido como mártir
- Fue asesinada por tres adolescentes, dos de 17 años y una de 16.
- Su proyecto de vida se puede resumir en: “Hacer algo bello por los otros” y “estar siempre disponibles en todo para los otros, hasta dar la vida como Jesús”.

Por: Juan E. Contreras
CATOLIN
Sor María Laura Mainetti. Foto tomada de: Diócesis de Como

Xalapa, Ver. 22 Jun 20. 17:00 Hrs.- (CATOLIN).- En el marco de la Solemnidad del Sagrado Corazón de Jesús, este viernes 19 de junio, el Papa Francisco aprobó el decreto que reconoce como mártir a la religiosa italiana María Laura Mainetti, quién fue asesinada en un rito satánico por tres adolescentes en el año 2000.

    Sor María Laura, fue asesinada de 19 puñaladas en la noche del 6 al 7 de junio del año 2000 a los 60 años. Ella era superiora de la comunidad de las Hijas de la Cruz en el Instituto María Inmaculada de Chiavenna (Italia). Las asesinas fueron tres adolescentes, dos de 17 años y una de 16.
 
    Según informa el medio local “Corriere della Sera”, en un principio, el objetivo del ritual satánico era un sacerdote, Mons. Ambrogio Balatti, que era arcipreste de Chiavenna San Lorenzo, sin embargo, las muchachas decidieron no matarlo pues su complexión física era robusta y eso las complicaría. Por ello, decidieron matar a la religiosa a la que vigilaron durante varios meses.
 
    El asesinato no estaba pensado perpetrarse con 19 cuchilladas sino con 18, seis cada una por el “número de la bestia” (666) del que habla el libro del Apocalipsis. La agresión comenzó con un golpe de ladrillo en la cabeza de la religiosa. Durante el homicidio reprodujeron algunas canciones de Marilyn Manson, polémico músico estadounidense que tiene entre sus álbumes uno titulado “Anticristo Superstar”.
 
    Una de las asesinas era amante de un adulto casado y con hijos, en cuya casa hallaron escritos satánicos similares a los que se encontraban en la escena del crimen. Allí las tres se cortaron el brazo para hacer un pacto de sangre.
 
    Ambra Gianasso, Milena De Giambattista y Veronica Pietrobelli fueron halladas culpables de la muerte y sentenciadas a prisión. Años después salieron de la cárcel y participaron en programas de servicio comunitario. En la actualidad, han podido rehacer sus vidas con nuevas identidades. De acuerdo con el medio “Corriere della Sera”, no hay certeza de que conozcan de la causa de beatificación de Sor María Laura.
 
    En el año 2005, en los inicios de la causa en la Diócesis de Como, Mons. Balatti, dio a conocer que las tres asesinas “no podían encontrar excusa mejor para atraer a Sor Laura. Una de ellas dijo que esperaba un niño, que había sido rechazada por la familia y por el novio y que no sabía qué hacer ni adónde ir”.
 
     “¿Cómo podía Sor Laura, cuyo nacimiento costó la vida a su madre, muerta pocos días después de haberla dado a luz a consecuencia del parto, rechazar ayudar a aquella muchachita que decía que era madre? Ciertamente, mentía. Pero son valoraciones que hacemos ahora”, agregó Monseñor.
 
    En los interrogatorios, las responsables expresaron en un inicio que mataron a Sor María Laura para “alejar el aburrimiento”, pero luego confesaron su verdadera intención, la cual era hacer un rito satánico asesinando a un sacerdote o una religiosa, porque ambas figuras son expresión de la presencia de Dios.
 
    Las jóvenes también contaron que mientras moría, Sor María Laura rezó por ellas y dijo: “Señor, perdónalas”.
 
   El pasado 6 de junio, el Obispo de Como, Mons. Oscar Cantoni, presidió una Misa en Chiavenna en memoria de los 20 años de la muerte de la religiosa.
 
    El Prelado afirmó en su homilía que, “veinte años nos separan de su dramática muerte y su mirada llena de ternura para todos, su deseo de testimoniar el amor personal de Jesús ante los pequeños, los pobres, los humildes, sigue fascinando a cuantos han tenido la fortuna de acercarse a ella o la conocieron a través del testimonio de quienes en estos años han mantenido viva su memoria”.

    Mons. Catoni dijo además que “Sor María Laura es venerada por el pueblo de Dios de todas las edades. Su sacrificio es el resultado final de una existencia enteramente entregada”, como lo hizo “Jesús, su amado esposo”.
 
    Resaltó, “Invocamos la ayuda de Sor María Laura, con la cierta esperanza de que pronto la Iglesia la reconocerá entre los beatos, amigos del Señor”.
 
    Las religiosas hermanas de Sor María Laura expresan que su proyecto de vida se puede resumir en algo que decía: “Hacer algo bello por los otros” y “estar siempre disponibles en todo para los otros, hasta dar la vida como Jesús”.
 
    Teresina Mainetti, nombre original de Sor María Laura, nació en Colico el 20 de agosto de 1939. Fue la décima hija de Marcellina y Stefano. En una confesión, indica la Diócesis de Como, un sacerdote le dijo que “de tu vida debes hacer algo bello para los otros”.
 
    A los 18 años sintió el llamado a la vida religiosa e ingresó en la Congregación de las Hijas de la Cruz. En 1959 hizo sus primeros votos y en 1960 hizo sus votos perpetuos en La Puye, en la casa madre de la congregación en Francia.

    Su vida estuvo dedicada al servicio de los niños, los jóvenes y las familias en Vasto, Roma, Parma, hasta que llegó a Chiavenna en 1984. En 1987 fue elegida superiora de esa comunidad.
 
    Sus restos fueron trasladados del cementerio local a la capilla lateral de la Collegiata de San Lorenzo.

También te puede interesar:
Todos los derechos reservados © 2017 CATOLIN
Regreso al contenido