El Papa Francisco no da paso a la ordenación de hombres casados - CATOLIN

LOGO
Logo Oficial
logo
Vaya al Contenido
Internacional > 2020 > Febrero
El Papa Francisco no da paso a la ordenación de hombres casados: Resultado de la Asamblea Postsinodal
- “Querida Amazonía” se trata de un texto de 25 páginas estructurado en 4 partes y una conclusión.

Por: Alejandra Villegas.
CATOLIN
Presentación de la documento "Querida Amazonia". Foto tomado de: VaticanNews.

Xalapa, Ver. 12 Feb 20. 12:10 Hrs.- (CATOLIN).- Después de meses de especulaciones a raíz de la propuesta incluida en el Documento final del Sínodo de la Amazonía, celebrado del 6 al 27de octubre en Roma, el Papa Francisco, descartó la posibilidad de ordenar sacerdotes a hombres casados en “Querida Amazonía” publicada este 12 de febrero.
 
    En su Exhortación Apostólica Postsinodal “Querida Amazonía” el Papa Francisco no dio paso a la ordenación de hombres casados para celebrar la Eucaristía en zonas remotas y aisladas de la selva amazónica. Señalando en el punto 87 del documento que “ese carácter exclusivo recibido en el Orden” capacita solo al sacerdote “para presidir la Eucaristía”. Subrayando que “esa es una fundición específica, principal e indelegable”.
 
    En el punto 88 el Vicario señala que Cristo “es cabeza de la Iglesia” y, por lo tanto, “el sacerdote es signo de esa Cabeza que derrama la gracia, ante todo, cuando celebra la Eucaristía, fuente y culmen de toda vida cristiana”.
 
    En el punto 89, explicó que “los laicos podrán anunciar la Palabra, enseñar, organizar sus comunidades, celebrar algunos sacramentos, buscar distintos cauces para la piedad popular y desarrollar la multitud de dones que el Espíritu derrama en ellos”.

    Sin embargo, “necesitan la celebración de la Eucaristía porque ella ‘hace la Iglesia’”. “Es urgente evitar que los pueblos amazónicos estén privados de ese alimento de vida nueva y del sacramento del perdón”.

    Ante esta necesidad, el Papa pidió a los Obispos, en especial a los de América Latina a “no solo a promover la oración por las vocaciones sacerdotales, sino también a ser más generosos, orientando a los que muestran vocación misionera para que opten por la Amazonia”.

    Añade el Papa que el papel de los laicos y de las religiosas debería ser mayor, eso no entra en contradicción con la necesidad de que haya más sacerdotes y también más diáconos permanentes. Situación que expresa en el punto 90: “Se necesitan sacerdotes, pero esto no excluye que ordinariamente los diáconos permanentes –que deberían ser muchos más en la Amazonía–, las religiosas y los mismos laicos asuman responsabilidades importantes para el crecimiento de las comunidades”.
 
    “La Amazonia nos desafía, escribe Francisco, a superar perspectivas limitadas y a no conformarnos con soluciones que permanecen cerradas en aspectos parciales. En otras palabras, la gran cuestión es una experiencia renovada de fe y de anuncio”, señaló.
 
    En el punto 99 de la Exhortación el Papa destaca el papel de las mujeres en la transmisión de la fe en la Amazonia: “En la Amazonia hay comunidades que se ha sostenido y han transmitido la fe durante mucho tiempo sin que algún sacerdote pasara por allí, aun durante décadas”.
 
De esta manera explica en el punto 101 que “las mujeres hacen su aporte a la Iglesia según su modo propio y prolongando la fuerza y la ternura de María, la Madre”. “Así comprendemos radicalmente por qué sin las mujeres ella se derrumba, como se habrían caído a pedazos tantas comunidades de la Amazonia si no hubieran estado allí” expresó.

    El Papa concluye este punto expresando que: “En una Iglesia sinodal las mujeres, que de hecho desempeñan un papel central en las comunidades amazónicas, deberían poder acceder a funciones e incluso a servicios eclesiales que no requieren el Orden sagrado y permitan expresar mejor su lugar propio”.
 
    Otro de los temas debatidos en el Documento Final del Sínodo, y descartado por el Papa en la Exhortación Apostólica, es el de la necesidad de un rito amazónico. Si bien no se cita como tal en la Exhortación, sí habla en el punto 66 de un “necesario proceso de inculturación, que no desprecia nada de lo bueno que ya existe en las culturas amazónicas, sino que lo recoge y lo lleva a la plenitud de la luz del Evangelio”.
 
    En el punto 78, Francisco pidió no apresurarse “en calificar de superstición o de paganismo algunas expresiones religiosas que surgen espontáneamente de la vida de los pueblos”. Asimismo, señala en el punto 82 que está permitido “recoger en la liturgia muchos elementos propios de la experiencia de los indígenas en su íntimo contacto con la naturaleza y estimular expresiones autóctonas en cantos, danzas, ritos, gestos y símbolos”.
 
    “Querida Amazonía” se trata de un texto de 25 páginas estructurado en 4 partes y una conclusión en la que el Pontífice, según asegura él mismo, desea “aportar un breve marco de reflexión que encarne en la realidad amazónica una síntesis de algunas grandes preocupaciones que ya expresé en mis documentos anteriores y que ayude y oriente a una armoniosa, creativa y fructífera recepción de todo el camino sinodal”.

    La Exhortación Apostólica busca sugerir caminos para que la Iglesia se encarne en la Amazonía: “La predicación debe encarnarse, la espiritualidad debe encarnarse, las estructuras de la Iglesia deben encarnarse. Por ello me atrevo humildemente, en esta breve Exhortación, a expresar cuatro grandes sueños que la Amazonia me inspira. Esos cuatro grandes sueños, o bloques temáticos en los que se estructura la Exhortación son: el sueño social, el sueño cultural, el sueño ecológico y el sueño eclesial”, expresa el Papa Francisco en el documento.

También te puede interesar:
Todos los derechos reservados © 2017 CATOLIN
Regreso al contenido