Entrega su vida en el Carmelo - CATOLIN

LOGO
Logo Oficial
logo
Vaya al Contenido
Vida Consagrada > 2020 > Febrero
Entrega su vida en el Carmelo
- La comunidad de la Orden de Carmelitas Descalzas participan de profesión de votos de Natalia de María Dolorosa.

Por: Astrid Cabrera.
CATOLIN
Hermana Natalia de María Dolorosa. Foto por: CATOLIN

Xalapa, Ver. 7 Feb 20. 02:00 hrs. (CATOLIN).- Con la ceremonia de profesión de votos solemnes la hermana Natalia de María Dolorosa, perteneciente a la Orden de Carmelitas Descalzas, prometió vivir los votos de pobreza, obediencia y castidad, realizada en la Parroquia de Nuestro Señor del Calvario de Orizaba, Ver., el pasado 1 de febrero.

    En la homilía el sacerdote mencionó que “vivimos en un mundo que no puede estar desconectado de la tecnología, sin embargo; necesitamos encontrarnos con nosotros mismos porque solo cuando “yo” me encuentro en esa interioridad, soy capaz de encontrarme con Dios”. Además, exhortó a todos a tener una vida en el silencio y soledad para posteriormente convertirlo en oración teniendo como ejemplo a Santa Teresa de Jesús.

Fr. Cándido Celestino O.C.D cambia el velo a la nueva profesa. Foto por: CATOLIN

 
    Posteriormente, le dirigió unas palabras a la hermana Natalia de María Dolorosa expresándole que: “El seguimiento de Cristo es un don de Dios, una gracia, por ello, debemos pedirla todos los días. Recuerda que la vida religiosa es una vida de encuentro: con nosotros mismos y al mismo tiempo, con Dios. No estamos huecos, estamos habitados, tenemos un gran huésped: Jesús. La vida consagrada es una vida de fraternidad, somos místicas y al mismo tiempo hermanas. Entre más místico, más orante, más contemplativo, más hermana, más fraternidad”, concluyó.
 
    Al término de la homilía, postrándose en el altar, la hermana Natalia de María Dolorosa prometió ante la Priora Alicia del Niño Jesús, ante el sacerdote y frente a toda la comunidad: vivir según la espiritualidad de su congregación y en comunión con el Santo Evangelio. Durante dicho momento, el coro entonó las letanías de los Santos, mientras que familiares, religiosas y fieles arrojaron pétalos de rosas como símbolo de que en la vida religiosa se participa de una manera más intensa en el misterio pascual de Cristo. El toque de campana expresaba el júbilo de la vida nueva en Jesús.

Carmelitas Descalzas pertenecientes al convento de Ntra. Señora de Guadalupe.Foto por: CATOLIN

 
    Al concluir este momento el presbítero añadió: “Los invito a ser sacramento de hermandad para que cuando nos vean suscitemos a Dios a los demás.  Que nuestra misma presencia engolosine a los demás para que puedan tener un encuentro con Dios”.
 
    La ceremonia continuó con la lectura de la profesión de votos, los cuales firmó la hermana Natalia y entregó al sacerdote. Una vez firmados, dos religiosas la ayudaron a cambiar su velo blanco por uno negro como signo de la promesa solemne y de la entrega total de su vida a Dios. Finalmente la coronaron y la comunidad le brindó un aplauso.
 
    “Es una gracia muy grande que no se puede expresar con palabras, lo único que puedo decir es gracias a Dios por todas las bendiciones que ha derramado y porque al mirar hacia atrás veo como Él siempre ha estado ahí”, mencionó en una entrevista para CATOLIN la hermana Natalia de María Dolorosa.

    La ceremonia terminó y la comunidad en general felicitó a la esposa de Jesús. Durante la celebración estuvieron presentes hermanas carmelitas pertenecientes al Convento de María Guadalupe y Santa Teresa de Jesús, algunos frailes de la misma congregación y fieles pertenecientes a la diócesis de Orizaba, que posteriormente acompañaron al festejo realizado en el Convento de las hermanas Carmelitas.

También te puede interesar:
Todos los derechos reservados © 2017 CATOLIN
Regreso al contenido