Fátima: más vigente que nunca P.2 - CATOLIN

LOGO
Logo Oficial
logo
Vaya al Contenido
Fátima: más vigente que nunca P.2
Xalapa, Ver. 05 Jun 20. 14:30 hrs.
Columnista de CATOLIN
Jareny Alejandra Ortega

Estudiante de Odontología, Productora  y conductora de "Un Café Con Tres de Fe"...
En la columna anterior he escrito ya sobre el mensaje de la Virgen de Fátima acerca de la conversión y el rezo del Rosario, pero te he dicho también, que existe un profundo mensaje Eucarístico y de reparación, los cuales se encuentran íntimamente unidos y hablaremos de ellos a continuación…

    Comencemos recordando las visitas del Ángel, en las que invitó a los pastorcitos al sacrificio y adoración «en acto de reparación por los pecados con que Dios es ofendido» y les pidió que estos sacrificios los hicieran aceptando todo el sufrimiento que Dios les enviara, para que así pudieran ser partícipes de la redención de Cristo.

    En una de sus apariciones, la Virgen presentó a los pastores su Inmaculado Corazón «ultrajado por los pecados de la humanidad». Los tres pequeños, se sorprendieron al ver la tristeza de Dios y de María, reflejada en ese Corazón herido, y el deseo de reparación y consuelo surgió como una vocación instantánea. Francisco, a su corta edad decía: “Dios está tan triste por causa de los pecados, ojalá fuese capaz de darle alegría”. Los tres niños comenzaron a hacer sacrificios inmediatamente, ya no les bastaba únicamente aceptar con alegría los sufrimientos enviados, querían hacer algo más, y todas sus acciones comenzaron a ofrecerlas por amor, no por imposición, fue un acto libre, que sólo hacen aquellos que quieren alegrar y consolar a quien tanto los ha amado. El amor fue la única razón que los orilló a ofrecerse como víctimas, el amor a Dios, a María, al prójimo y la preocupación por la salvación de las almas.

    Aunado a esto, se encuentra el fuerte palpitar Eucarístico de Fátima, que se ve mejor plasmado en su tercera aparición, el 13 de julio de 1917, día en que invita a los niños a la devoción de los primeros sábados, la cual consiste en que cada primer sábado de mes, durante cinco meses seguidos, se dedique un tiempo especial a María, meditando y rezando el Rosario, y confesándose, con la intención de reparar las 5 ofensas contra su Inmaculado Corazón.

    Fátima invitó a los pastorcitos a ofrecerse a Dios por la humanidad, a tener una vida de entrega completa a Él, para formar parte del Misterio Eucarístico de Cristo.
 
    Hoy en día, la salvación de muchas almas sigue dependiendo de cuánto oremos y nos sacrifiquemos voluntariamente por ellas. Debe sorprendernos el alma contemplativa que tuvieron aquellos niños, aprendamos de ellos, que buscaron el recogimiento y el silencio para pensar en Dios y consolarlo, dejando de lado las diversiones que podían encontrar en la tierra.

    Los Corazones de Jesús y María siguen siendo inmerecidamente lastimados. Recordemos lo que Fátima pidió: “No ofendan más a Dios, que ya ha sido y sigue siendo muy ofendido”, no echemos en saco roto esta llamada, que permanece más vigente que nunca.

    Hagamos sacrificios, y como Francisco, Jacinta y Lucía, digamos: “Oh, Jesús, es por tu amor, por la conversión de los pecadores y en reparación de los pecados cometidos contra el Inmaculado Corazón de María”.

    CATOLIN, si Dios ha querido establecer en el mundo la devoción al Inmaculado Corazón, y a través de ella nos ha invitado a la reparación y adoración Eucarística ¿estás dispuesto a hacer lo que Él te diga?
También te puede interesar:
Todos los derechos reservados © 2017 CATOLIN
Regreso al contenido