Fátima: más vigente que nunca - CATOLIN

LOGO
Logo Oficial
logo
Vaya al Contenido
Fátima: más vigente que nunca
Xalapa, Ver. 13 May 20. 15:20 hrs.
Columnista de CATOLIN
Jareny Alejandra Ortega

Estudiante de Odontología, Productora  y conductora de "Un Café Con Tres de Fe"...
Han transcurrido 103 años desde que en Cova da Iria, Portugal, ocurrió la primera aparición de la Virgen de Fátima, a tres humildes y pequeños pastores; los santos Francisco y Jacinta, y la venerable Lucía, de 9, 6 y 10 años respectivamente. Pero a pesar de que ha transcurrido poco más de un siglo desde este acontecimiento, el mensaje de la Virgen sigue siendo actual, vivo y eficaz.
 
    En esta pluma de fe no pretendo contar toda la historia de sus apariciones, que en total fueron 6, mi intención es reflexionar sobre la importancia de sus mensajes en este tiempo y cómo ahora, permanecen vigentes.
 
    Quiero comenzar con “el Ángel de la Paz”, primera presencia angélica que experimentaron los pastores y que los preparó para las futuras apariciones de la Virgen, además de enseñarles dos oraciones de adoración y reparación a Dios, que seguramente conoces porque hasta el día de hoy las recordamos y seguimos pronunciando, y en caso de que no lo hagas te presento un fragmento de cada una, esperando que al término de la lectura puedas buscarlas y rezarlas también: la primera; “Dios mío yo creo, espero, adoro y te amo. Te pido perdón por los que no creen no adoran…”, y la segunda; “Santísima trinidad, Padre, Hijo y Espíritu Santo, yo te adoro profundamente y te ofrezco el preciosísimo Cuerpo, Sangre Alma y Divinidad de tu amadísimo Hijo…”.
 
    No he querido omitir estas oraciones, porque esta es la primera invitación que se nos sigue haciendo: adorar a Dios en reparación de los ultrajes con los que continuamente es ofendido.
 
    Ahora bien, para hablar de los otros mensajes que la Virgen dio a los pastorcitos, considero oportuno recordar la situación que estaba atravesando Europa durante1917 (año en que ocurrió la primera aparición), ya que se encontraban en medio de la primera guerra mundial. Así pues, Fátima fue la gran aparición para iluminar la oscuridad que se estaba viviendo en aquel siglo, y hace recordar a la humanidad entera, cuán grande es la misericordia y compasión de Dios. Sin embargo, no hay que olvidar que la llamada a la conversión y a la plegaria es el núcleo de su mensaje, y esta es la segunda invitación que nos hace hoy en día.
 
    Una de las particularidades que denuncia Fátima es el comunismo, pero no lo hace como una cuestión política, sino como cuestión esencialmente materialista y de negación a Dios; por eso una de las cosas que dice a los niños es: “Si ustedes no oran y se convierten, el comunismo extenderá sus errores por todo el mundo”, y pide también que oren especialmente por Rusia. En este contexto, es por eso que la Virgen da aviso del peligro que corrían las almas si continuaban concurriendo en los mismos pecados, y lo hace a través del recuerdo de la existencia del infierno. Le permite a Lucía ver aquel “mar de fuego” en el que están sumergidos demonios y almas entre chillidos de dolor, y lo hace, no porque se encargue de predicar desgracias, sino para procurar a sus hijos y enseñar cómo evitarlas.
 
    Esta situación, no se encuentra lejana a nosotros, los hombres continúan alejándose de Dios y con esto se castigan a sí mismos. El comunismo continúa, pero no es la única amenaza que se nos presenta, cada día van surgiendo ideologías que intentan disfrazarse de cosas agradables, pero llevan al hombre a la perdición, el ateísmo incrementa y las palabras de la Virgen van quedando en el olvido, por eso hoy quiere hacer resonar su mensaje en cada uno de sus hijos.
 
    ¡Necesitamos oración, penitencia y conversión! Conversión que nos lleve a adherirnos al amor de Dios y a tener una vida cristiana plena a través del testimonio y la predicación, conversión que no se cierre a la dimensión personal, sino que se comparta para poder lograr la conversión de otros. Con gran preocupación, la Virgen dijo a los niños “Recen, recen mucho por los pecadores… Muchas almas van al infierno porque no hay quien se sacrifique y rece por ellas”, y no debemos hacer caso omiso, pues estas palabras son dirigidas también a nosotros, y así María nos da la tercera invitación.
 
    Fátima también es conocida como la Virgen del Rosario, y otra tarea que encargó a los niños fue la de rezarlo todos los días, cuarta invitación que hace a cada uno de sus hijos. Aquellos pastores, a pesar de su corta edad no dudaron en cumplir la misión que se les había encomendado, cambiaron sus tardes de juego en tardes de recogimiento, sacrificio y oración, y con esto nos enseñan que la edad no debe ser impedimento para cumplir con lo que Dios exige de cada uno de nosotros.

    El último punto que quiero tocar es acerca de la hermosa devoción al Inmaculado Corazón de María, que Dios tuvo a bien iniciar a partir de estas apariciones. Fátima presentó su Corazón a los niños como “refugio y camino que conduce a Dios”. Y después de la visión del infierno pide que Rusia se consagre a su Inmaculado Corazón. Así es como Dios nos hace saber que ese Corazón es el que nos acompaña y lleva a su presencia. Esta devoción nos presenta también un profundo mensaje Eucarístico y de reparación, pero sobre esto espero hablarte con mayor detenimiento en otra ocasión… Por ahora, quiero concluir con este mensaje que María me ha ayudado a escribir para ti:

    Así como con los tres pastorcitos, “Jesús quiere servirse de ti para darme a conocer y amar”, confía en mi Inmaculado Corazón, esto no significa que ya no pasarás dificultades, puesto que vives en constante guerra, pero cuando todo se torne difícil, mayor será la virtud si continúas perseverando. Recuerda que el infierno existe, pero puedes evitarlo con la misericordia de Dios y con un corazón contrito, haciendo oración, penitencia y confesión. El bien es más fuerte que el mal, Dios es poderoso, así que no te rindas.
 
    CatolIn, hasta el día de hoy, Dios se sigue apoyando de las almas humildes, como lo hizo con los tres pastorcitos, y hoy nos invita a no descuidar esa virtud ¡Volvamos a Dios! Es tiempo de convertirnos y rezar para que más personas lo hagan también. El mensaje de Fátima es más vigente que nunca, así que colaboremos con Dios para que sea conocido y así, Él y el Inmaculado Corazón de María triunfen.
 
    Las invitaciones de nuestra Madre no terminan aquí, por eso te espero en la siguiente pluma de fe, para que Jesús y María nos permitan seguir descubriendo cómo podemos ayudar a que estos mensajes no queden en el olvido, pero, ahora que ya conoces un poco de lo que Dios ha querido transmitir a través de la advocación de la Virgen de Fátima… ¿Estás dispuesto a hacer lo que Él te diga?
También te puede interesar:
Todos los derechos reservados © 2017 CATOLIN
Regreso al contenido