Legalizar el matrimonio homosexual es una distorsión de la conciencia - CATOLIN

LOGO
Logo Oficial
Vaya al Contenido

Legalizar el “matrimonio” homosexual es una distorsión de la conciencia, dice Benedicto XVI

- Este criterio lo expresó Benedicto XVI en la introducción de un nuevo libro en italiano titulado “La verdadera Europa: Identidad y misión”.


Por: Alejandra Villegas
CATOLIN
Papa Emérito Benedicto XVI. Foto tomada de: Vatican Media.

Xalapa, Ver. 19 Sep 21. 10:40 Hrs.- (CATOLIN).- La legalización del matrimonio de personas del mismo sexo en muchos países es “una distorsión de la conciencia” que también ha afectado a círculos católicos, señaló el Papa Emérito Benedicto XVI.

      Benedicto XVI resaltó en la introducción de un nuevo libro en italiano titulado “La verdadera Europa: Identidad y misión”, que “con la legalización del ‘matrimonio del mismo sexo’ en 16 países europeos, el asunto del matrimonio y la familia ha tomado una nueva dimensión que no puede ignorarse".

       “Presenciamos una distorsión de la conciencia que evidentemente ha penetrado profundamente en sectores de personas católicas”, dijo el Papa Emérito.

       “Más allá de muchas palabras o de proclamaciones altisonantes, hoy en Europa la sola idea del respeto por la vida humana se pierde cada vez más, comenzando por la pérdida de conciencia de su sacralidad, es decir, precisamente comenzando desde la ofuscación de la conciencia de que somos criaturas de Dios”, escribe en el prefacio el Papa Francisco.

       “Benedicto XVI no tiene miedo de denunciar, durante años, con gran valor y previsión, las muchas manifestaciones de esta renuncia dramática de la idea de creación, hasta las actuales y finales consecuencias, descritas de una forma totalmente clara y convincente en el texto introductorio”, agregó el Santo Padre.

        Benedicto XVI afirma en la introducción que es importante observar que el concepto de “matrimonio del mismo sexo” es “una contradicción con todas las culturas de la humanidad que han seguido hasta ahora, y esto significa una revolución cultural que es opuesta a toda la tradición de la humanidad hasta hoy”.

      Asimismo, resalta que no hay duda de que las distintas culturas tienen diversas concepciones morales y jurídicas sobre el matrimonio y la familia, así como las profundas diferencias entre monogamia y poligamia.

        El Papa Emérito señala que lo que socava fundamentalmente esta idea se introdujo con la invención de la píldora anticonceptiva y la posibilidad que abrió de separar la fertilidad de la sexualidad.

        “Esta separación significa, de hecho, que de esta manera todas las formas de sexualidad son equivalentes. Ya no existe un criterio fundamental”, agrega.

       Desde la separación de sexualidad de la fertilidad, continúa, llega lo contrario: “La fertilidad, naturalmente, puede pensarse incluso sin sexualidad”.

        Entre otras cosas, Benedicto XVI también señala que el movimiento ecológico ha establecido que hay límites en la naturaleza que no se pueden ignorar y, del mismo modo, la persona humana posee una naturaleza que se le ha dado “y la violación o negación de esta puede llevar a la autodestrucción”.

       “Ese es también el caso con la creación del hombre como masculino y femenino, que es ignorada con la hipótesis del ‘matrimonio del mismo sexo’”, subraya.

También te puede interesar:
Todos los derechos reservados © 2021 CATOLIN
Regreso al contenido