Más de 80 personas mueren en ataque en una villa de Nigeria - CATOLIN

LOGO
Logo Oficial
logo
Vaya al Contenido
Internacional > 2020 > Junio
Más de 80 personas mueren en ataque en una villa de Nigeria
- Este ataque es el último de una serie de asesinatos y secuestros en Nigeria, a menudo llevado a cabo por un grupo islamista contra la población cristiana del país.
- En enero, militantes de estos grupos extremistas, secuestraron a cuatro seminaristas católicos del Seminario del Buen Pastor.

Por: Juan E. Contreras
CATOLIN
imagen referencial. Foto tomada de: cathopic

Xalapa, Ver. 20 Jun 20. 03:30 Hrs.- (CATOLIN).- Un nuevo ataque registrado el pasado 9 de junio a una villa en Nigeria ha dejado al menos 80 muertos, se cree que los militantes afiliados al grupo terrorista islámico Boko Haram son los responsables.
 
    Un sobreviviente del ataque a la aldea de Faduma Kolomdi, ubicada en el noreste del estado nigeriano de Borno, comentó que “los agresores solicitaron que los residentes de la aldea entregaran sus armas, y ofrecieron predicarles un sermón antes del ataque”, así lo citaron algunos medios locales.
 
    El sobreviviente en una entrevista con un funcionario del gobierno, dijo Nos reunieron y dijeron que querían darnos un sermón religioso. Nos pidieron que presentáramos las armas que teníamos. Algunos aldeanos entregaron sus pistolas, arcos y flechas”.

    “De repente, empezaron a disparar. Incluso, los niños y las mujeres no se salvaron, muchos de ellos recibieron disparos a corta distancia”, agregó.
 
    Además de los muertos, 13 personas más resultaron heridas y siete más, incluido el líder de la aldea, fueron secuestrados, junto con una parte del ganado. El ataque persistió aproximadamente seis horas, de 10 a.m. a 4 p.m. Luego de que la Fuerza Aérea de Nigeria les disparó desde un avión de combate, los atacantes huyeron.
 
    Babagana Zulum, gobernador del estado de Borno, pidió al ejército del país que intensifique sus esfuerzos contra los grupos extremistas. El pasado miércoles visitó el lugar afectado en Faduma Kolomdi y se reunió con los sobrevivientes del ataque.
 
    El gobernador Zulum recordó los repetidos ataques del grupo islamista Boko Haram y exigió a los militares que tomaran medidas más agresivas.
 
    Expresó que, “El año pasado, casi la misma cantidad de personas fueron asesinadas en Gajiram en un ataque similar al que pasó en esta villa”.
 
    Agregó que, “La única solución para terminar con esta masacre es desalojar a los insurgentes en las orillas del lago Chad. Hacerlo requerirá colaboración en los esfuerzos regionales”.
 
    Por su parte, el director interino de relaciones públicas del Ejército nigeriano, Coronel Sagir Musa, en un comunicado emitido el miércoles 10 de junio, dio a conocer que el ataque fue provocado por Boko Haram y el Estado Islámico de la Provincia de África Occidental (ISWAP), y que se tomarían medidas para “rastrear y detener o neutralizar a los perpetradores”.
 
    Añadió, "Deseamos reiterar que el ejército nigeriano se ha comprometido a investigar las circunstancias de estos insensibles ataques de desesperados criminales de Boko Haram y los bandidos contra civiles inocentes. Nos aseguraríamos de que se tomen las medidas apropiadas para mitigar cualquier incidente futuro”, concluyó.
 
    Este ataque es el último de una serie de asesinatos y secuestros en Nigeria, a menudo llevado a cabo por un grupo islamista contra la población cristiana del país. La semana antepasada, un pastor cristiano y su esposa embarazada fueron asesinados en su granja en la región noreste del país.
 
    Los cristianos han sido decapitados y prendidos fuego, las granjas incendiadas, y sacerdotes y seminaristas han sido blanco de secuestros, hasta ahora, más de 600 cristianos han sido asesinados en 2020, según un informe publicado el 15 de mayo por la International Society for Civil Liberties and the Rule of Law (Intersociety).
 
    El pasado enero, militantes de estos grupos extremistas, secuestraron a cuatro seminaristas católicos del Seminario del Buen Pastor en Kaduna, de los cuales asesinaron a uno de ellos, Michael Nnadi.
 
    El 1 de marzo, el sacerdote nigeriano P. David Echioda fue secuestrado por hombres armados después de ofrecer la misa dominical, pero fue liberado días después.

También te puede interesar:
Todos los derechos reservados © 2017 CATOLIN
Regreso al contenido