El Papa anuncia la Constitución Apostólica “Praedicate Evangelium” - CATOLIN

LOGO
Logo Oficial
Vaya al Contenido

El Papa anuncia la Constitución Apostólica “Praedicate Evangelium”

La Constitución Apostólica, destaca las funciones del Camelengo de la Santa Iglesia Romana, la cual revisa el funcionamiento del Vaticano.

 
Por: Gabriela Villegas
CATOLIN
Imagen referencial. Crédito: Foto tomada de: Cathopic / Moisés Becerra

Xalapa, Ver. 23 Mar 22. 17:10 Hrs.- (CATOLIN).- El pasado 19 de marzo, solemnidad de San José y aniversario del Pontificado del Papa Francisco, se promulgó la Constitución Apostólica “Praedicate Evangelium”, con relación a la Curia Romana.

    Según los informes de la oficina de la Santa Sede, la constitución apostólica entrará en vigor el 5 de junio del presente año, en la solemnidad de Pentecostés.

    Una nota del vaticano indicó que “Con la entrada en vigor de la presente Constitución Apostólica, la Constitución Apostólica “Pastor Bonus” queda totalmente derogada y sustituida, y se completa la reforma de la Curia Romana”.
 
    “Pastor bonus”, fue autorizada por San Juan Pablo II, entrando en vigor el 28 de junio de 198, tiene 193 artículos y dos anexos. En el pontificado de Benedicto XVI hubo tres modificaciones, uno el 2011 y dos en 201; sin embargo, el Papa Francisco en 2014 realizó una modificación con Motu Proprio.

    Praedicate Evangelium, contiene 54 páginas que describen las competencias de los 16 dicasterios, así como el papel de otras instituciones vaticanas, contienen organismos judiciales, organizaciones económicas y otras oficinas como la Prefectura de la Casa Pontificia.

    Dicha constitución, establece que las oficinas del Vaticano y los consejos Pontificios, serán llamadas “dicasterios”.

    Asimismo, la Limosnería Apostólica, conducida por el Limosnero Pontificio, el Cardenal Konrad Krajewski, se convierte en el nuevo “Dicasterio para el Servicio de la Caridad”.

         El nombre de los 16 dicasterios de la Curia Romana son: el Dicasterio para la Evangelización, el Dicasterio para la Doctrina de la Fe, el Dicasterio para el Servicio de la Caridad, el Dicasterio para las Iglesias Orientales, el Dicasterio para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos, el Dicasterio para las Causas de los Santos, el Dicasterio para los Obispos, el Dicasterio para el Clero, el Dicasterio para los Institutos de Vida Consagrada y las Sociedades de Vida Apostólica, el Dicasterio para los Laicos, la Familia y la Vida, el Dicasterio para la Promoción de la Unidad de los Cristianos, el Dicasterio para el Diálogo Interreligioso, el Dicasterio para la Cultura y la Educación, el Dicasterio para la Promoción del Desarrollo Humano Integral, el Dicasterio para los Textos Legislativos y el Dicasterio para la Comunicación.

    Por otro lado, se especificó que el Consejo Pontificio para la Promoción de la Nueva Evangelización y la Congregación para la Evangelización de los Pueblos se agrupan en el “Dicasterio para la Evangelización”, y el cargado de ello, será el Papa.

    El Consejo Pontificio para la Cultura y la Congregación para la Educación Católica se unen en el “Dicasterio para la Cultura y la Educación”, que se divide en dos secciones.

    En cuanto a los objetivos de la reforma se concentran en la sección de “Principios y criterios para el servicio de la Curia Romana” en este apartado se establecen los 11 principios de la nueva Constitución: el “Servicio a la misión del Papa”, la “Corresponsabilidad en la communio”, el “Servicio a la misión de los Obispos”, el “Apoyo a las Iglesias particulares y a sus Conferencias Episcopales y estructuras jerárquicas orientales”, el “Carácter vicario de la Curia Romana”, la “Espiritualidad”, la “Integridad personal y profesionalidad”, la “Colaboración entre los Dicasterios”, los “Encuentros interdicasteriales e intradicasteriales”, la “Expresión de la catolicidad” y la “Reducción de los Dicasterios”.

    La Constitución Apostólica, destaca las funciones del Camelengo de la Santa Iglesia Romana, la cual revisa el funcionamiento del Vaticano. A su vez, establece las cualidades de abogados que colaboran para la Santa Sede, esperando que “lleven una vida cristiana íntegra y ejemplar y que cumplan los deberes que se les confían con la máxima conciencia y por el bien de la Iglesia”.

También te puede interesar:
Todos los derechos reservados © 2021 CATOLIN
Regreso al contenido