por cristo vivo y por cristo muero - CATOLIN

LOGO
Logo Oficial
logo
Vaya al Contenido
Por Cristo vivo y por Cristo muero
Xalapa, Ver. 25 Abril 20. 17:20 hrs.
Columnista de CATOLIN
Alejandra Villegas

Lic. en Geografía., Lic. en Derecho, Jefa del área de redacción y estilo de CATOLIN...

    “Estoy agradecido de poder servir a Dios en Irán, a pesar de todos los problemas y dificultades, la misericordia y la gracia de Dios siempre están junto a nosotros”.
Líder anónimo de una iglesia en Irán
 
 
    “El gran desafío para los cristianos libios es cómo pueden mantenerse a sí mismos en la fe, reunirse con otros hermanos, enfrentar la persecución y aún, continuar en el país”.
Cristiano libio

 
    “Jesús está vivo y las buenas noticias de su muerte, resurrección, perdón de pecados y esperanza que tenemos en Él se transmiten de corazón a corazón, incluso en países cerrados como corea del norte”.
John Choi, cristiano refugiado norcoreano

 
 
    Lo que leíste anteriormente, son algunos testimonios de cristianos perseguidos en el mundo que he elegido para compartirte, de entre centenares más, que podemos conocer gracias a los informes de las Agencias Católicas.
 
    Testimonios y noticias sin duda “no atractivas” y que solo en ciertas ocasiones ocupan un pequeño espacio, sin embargo, gracias a esto, sabemos que en efecto la violencia contra los cristianos es como el pan de cada día, puesto que, en muchos de los países donde hay mayor número de persecución, estoy segura que, si cavaran para intentar hallar un tesoro o algún bien terreno, encontrarían sangre de mártires.
 
    Puertas Abiertas (Open Doors) que es una Agencia Católica sin fines de lucro, desde el año 1993 realiza una clasificación de los 50 países donde los cristianos son más perseguidos. Dicha lista la publica a principios de cada año.
 
     De acuerdo con el informe de esta Agencia podemos saber que en el año 2019 había tan solo 245 millones de cristianos a nivel mundial perseguidos, ahora en el 2020 las cifras aumentaron a 260 millones. Cifras que reflejan que, al menos uno de cada ocho cristianos en el mundo es perseguido por causa de la fe en Cristo.

    Ante los altos niveles de persecución a nivel mundial, el Papa Francisco en el año 2016 en una de sus homilías destacó que “Hoy hay más mártires que en los primeros siglos del cristianismo”, y en efecto, las estadísticas no mienten, puesto que, en el siglo XX han muerto a causa de la persecución religiosa más cristianos, y el siglo XXI no es la excepción.

 
    Open Doors ha calculado que entre el año 2018 y el 2019 fueron asesinados 2. 983 cristianos por su religión, 3. 711cristianos han sido arrestados o condenados sin juicio y 9. 488 iglesias han sido atacadas. Estos datos alarman nuestra conciencia e invitan a profundizar sobre el tema.

 
    Pero, y si Dios es amor, entonces ¿Cómo se explica el martirio y la muerte de personas inocentes? La respuesta es clara, a Dios se le puede pedir todo menos explicaciones, Él tiene su lógica y su plan con cada uno de nosotros. El mismo Santo Tomás Moro antes de su martirio, escribió: “Nada puede pasarme que Dios no quiera, y todo lo que Él quiere, por muy malo que parezca, es en realidad lo mejor”.

 
    Es imposible entender cualquier acto martirial sin verlo desde la fe, puesto que un cristiano entrega su vida porque cree que ese acto es solo un paso a la vida nueva donde le espera Dios, lleno de Misericordia. Por ello, el martirio es más que un acto heroico al que el de un soldado que muere por defender su patria, puesto que, el mártir, en cambio, muere por lo que no ve y no puede tocar, pero si cree, con toda el alma.
 
    Recuerdo a los apóstoles quienes fueron los primeros mártires asesinados en nombre de Cristo, a quien, a su vez, lo conocieron en persona y lo acompañaron durante tres años de su vida pública. Y a pesar de ello, no eran libres del miedo y aun después de su Resurrección, tenían dudas, sin embargo, su única certeza fue la confianza en la Palabra de Dios. No creas que el martirio es sinónimo de insensatez, el martirio no se busca, se acepta en determinadas circunstancias ofreciendo el testimonio supremo del amor que los bautizados dan al Señor aceptando la muerte y ofreciendo la persona, como el mismo Cristo, de lo contrario entonces hablaríamos de suicidio.
 
    Por ello, la Iglesia es que da a conocer a estos testigos heroicos del Evangelio porque merecen admiración y respeto. Decía Tertuliano “La sangre de los mártires es semilla de los cristianos”.

     No temamos pues, de los tragos amargos que nuestro camino en la voluntad de Dios tengamos que atravesar, si permanecemos en su amor, en la misma comunión y obediencia que Jesús tenía con el Padre, también del mismo modo que nuestro Señor, la más absoluta oscuridad se convertirá en el más luminoso día. El mayor momento de debilidad, se transformará en verdadero poder y en nuestra entrega y sacrificio se descubrirá el alivio y la salvación de otros.

     En medio de esta cuarentena, no olvidemos que estamos en Pascua, vayamos pues y anunciemos que “Es el Señor” (Jn 21, 7), quien ha Resucitado y quien da la Vida Eterna, sigámoslo haciendo en medio de tantos ruidos que quieren apagar esta alegría, puesto que, que cree en la Resurrección se vuelve invencible y esto lo certifican miles y miles de mártires a lo largo de los siglos.

     Yo por Cristo quiero vivir y por Cristo quiero morir y tú ¿Estás dispuesto a ser un TESTIGO AUTÉNTICO DE LA VERDAD?
También te puede interesar:
Todos los derechos reservados © 2017 CATOLIN
Regreso al contenido